14.02.2014

SOKOA,  1er fabricante francés de sillas de oficina y colectividad, cuyo compromiso con el medio ambiente y, globalmente con su responsabilidad societal es indiscutible, acaba de regalar une lote importante a la asociación AIMA (Su nombre quiere decir “Vamos a imaginar un mundo mejor”) estructura de la economía social y solidaria basada en Cames y Bardos (Francia- 64).

Hace muchos años que a Sokoa le preocupa el desarrollo sostenible y su responsabilidad como fabricante: la empresa es miembro fundador del eco-organismo Valdelia, encargado de la recogida, la reutilización  y el reciclaje de mobiliario de colectividades que llega a fin de vida. 

AIMA tiene un convenio VALDELIA desde Noviembre del 2013 y, recupera todo tipo de mobiliario de colectividad para llevar sus acciones de solidaridad local como internacional (Envío de camiones de ayuda material principalmente hacia letonia)